Categor铆as
Pol铆tica y gesti贸n

La meritocracia en el Estado y la figura de Expertos en Gesti贸n P煤blica: el caso de la provincia de Buenos Aires

La reciente aprobaci贸n del Decreto N.潞 209/13 representa un hito de importancia tanto para la Administraci贸n P煤blica, como para la carrera administrativa y para la calidad de los servicios que brinda del Estado a los habitantes de la provincia de Buenos Aires.

Culminando con un proceso iniciado all谩 por el a帽o 2009, la aprobaci贸n de esta norma abre las puertas del Estado provincial a una concepci贸n de la gesti贸n de la cosa p煤blica diferente; una concepci贸n en la que se destaca el valor del personal del Estado y su profesionalizaci贸n como servidores p煤blicos.

En efecto, la designaci贸n de los agentes que participaron del Programa de Especializaci贸n en Gesti贸n P煤blica 鈥攐rganizado por la Subsecretar铆a para la Modernizaci贸n del Estado鈥 dota a la provincia de un recurso indispensable a la hora de dise帽ar, implementar y controlar las pol铆ticas p煤blicas provinciales: agentes de planta permanente con formaci贸n especializada para llevar adelante estas acciones.

Resulta un lugar com煤n referirse a este objetivo como estrat茅gico, mas no tanto encontrar experiencias concretas a trav茅s de las cuales se intente alcanzarlo.

Roberto Reale
Roberto Reale

Una de ellas es el Cuerpo de Administradores Gubernamentales dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Naci贸n respecto de los cuales en el sitio oficial en Internet correspondiente a dicha Jurisdicci贸n se lee 芦Los Administradores Gubernamentales constituyen un cuerpo multidisciplinario de profesionales que brinda asistencia t茅cnica a las jurisdicciones y organismos de la Administraci贸n P煤blica nacional en la gesti贸n y articulaci贸n de pol铆ticas prioritarias para el Estado禄. As铆 tambi茅n, y bajo el t铆tulo PROP脫SITOS QUE GUIARON LA CREACI脫N DEL CUERPO DE ADMINISTRADORES GUBERNAMENTALES, la lectura del Anexo III del Decreto N.潞 2098/87 exhibe claros, los objetivos y estrategias espec铆ficas a trav茅s de las cuales el gobierno nacional se propuso implementar la creaci贸n de ese Cuerpo.

Signado el momento por la necesidad de acentuar el compromiso con el sistema republicano y democr谩tico de gobierno y por el respeto a la Constituci贸n y a las instituciones, se entendi贸 fundamental brindar el ejemplo desde el ejercicio de las m谩s altas funciones. En este contexto, el ingreso en la funci贸n p煤blica, el desarrollo de la carrera y la actuaci贸n de los agentes del Estado deb铆an guardar relaci贸n con la idoneidad, la experiencia, la eficiencia y el esfuerzo de los interesados en desempe帽arse en el Estado.

Transcurridos casi treinta a帽os desde el retorno a la democracia, podemos afirmar que聽 acentuar ese compromiso y ese respeto es un trabajo permanente. Podemos tambi茅n afirmar que los medios para cumplir con esos prop贸sitos siguen siendo los identificados entonces, puesto que tienen que ver con los valores fundacionales del Estado.

El modo de gesti贸n de los llamados recursos humanos del Estado es clave a la hora de evaluar la capacidad del aparato p煤blico para responder a demandas no solo cada vez m谩s complejas sino cada vez m谩s entroncadas con la cuesti贸n en torno a los valores y a la legitimidad del accionar p煤blico. Como se帽ala Oszlak, desde los tiempos de Arist贸teles, el m茅rito ha sido un principio rector para elegir a qui茅nes que se les asignar谩 la responsabilidad de gestionar los asuntos p煤blicos. Siguiendo a Oszlak, iniciativas tendientes ubicar a j贸venes profesionales altamente entrenados y motivados en posiciones claves del gobierno (nosotros dir铆amos tambi茅n, altamente comprometidos con el Estado) genera una masa cr铆tica de expertos y numerosos puntos focales desde los cuales resulta posible difundir nuevos patrones de conducta, no solo t茅cnicos sino culturales y 茅ticos, capaces de hacer mejor y tambi茅n de innovar en el hacer.

Si bien la idea de implementar proyectos semejantes parece adquirir particular relevancia y prosperar en momentos especiales de la vida institucional de un pa铆s 鈥攑ensemos en el caso de Francia, donde la Ecole Nationale d’Administration (ENA) fue creada coincidiendo con en el per铆odo de reconstrucci贸n post segunda Guerra Mundial鈥, es menester considerar que los conceptos de m茅rito para el ejercicio de la funci贸n y de formaci贸n para el cargo (sea de car谩cter generalista o especializada) deben tener presencia constante, estructural y permanente en el 谩mbito del sector p煤blico.

Luego, las modalidades de llevar adelante proyectos tales pueden variar. En el caso, y solo a modo de ejemplo, la provincia de Santa Fe cuenta con el denominado Cuerpo de Administradores Provinciales (CAP) en el 谩mbito del Ministerio Coordinador. Este Cuerpo se encuentra regido por los Decretos N.潞 0008/94 y 1371/95. Leemos en el sitio oficial de la provincia: 芦La creaci贸n del CAP responde a las modernas tendencias gubernamentales y constituye una valiosa herramienta de gesti贸n de la cual la provincia de Santa Fe es pionera, junto con el Gobierno Nacional禄.

Tal como en el caso del Cuerpo de Administradores Gubernamentales, el CAP se caracteriza por su movilidad, su flexibilidad y su posibilidad de asumir una variedad de temas de gesti贸n para brindar asistencia t茅cnica a las jurisdicciones que integran el gobierno. Tambi茅n, sus integrantes ingresan como resultado de un proceso muy riguroso de selecci贸n y formaci贸n enmarcado en los programas de formaci贸n de Administradores Provinciales. Se caracteriza, asimismo, por una composici贸n plural y multidisciplinaria, por la evaluaci贸n del desempe帽o para la promoci贸n, por la actualizaci贸n permanente y por la comunicaci贸n horizontal y fluida entre sus integrantes, constituyendo un claro ejemplo de las denominadas comunidades de pr谩ctica al interior del Estado.

M谩s all谩 de los matices, el Programa de Formaci贸n de Expertos en Gesti贸n P煤blica persigue objetivos comunes a los que guiaron la creaci贸n y orientan el funcionamiento de los rese帽ados. En el caso de la provincia de Buenos Aires, se viene trabajando para dotar a la Administraci贸n P煤blica con estos recursos desde la aprobaci贸n del Decreto N.潞 540/03, por el cual se cre贸 la figura de los Agentes de Modernizaci贸n del Estado. Vinculado al denominado Plan de Modernizaci贸n, la evaluaci贸n de este proyecto dio lugar a la introducci贸n de mejoras tendientes a fortalecer la inserci贸n de agentes p煤blicos altamente capacitados. Ello se logr贸 a trav茅s del Decreto N.潞 2133/09, por el cual se dispuso la creaci贸n del Programa de Expertos en Gesti贸n P煤blica.

Quiero destacar especialmente la visi贸n y decisi贸n del Sr. Gobernador Daniel Scioli, agradecer el impulso del Sr. Secretario General Eduardo Cama帽o y el apoyo de todos los ministros y secretarios聽al聽proyecto.

La etapa que iniciamos hoy es una en la que la Administraci贸n P煤blica provincial pasa a tener a su disposici贸n esa masa cr铆tica de la que hablaba Oszlak y esa bisagra entre lo pol铆tico y lo administrativo a la que suele hacerse referencia cuando se describen a los cuerpos de agentes con formaci贸n espec铆fica en la materia de lo p煤blico. Muchos llaman a estos cuerpos como de elite. Si esta referencia destaca la especializaci贸n en la materia junto con una adecuada e inteligente capacidad, desde la conducci贸n, de aplicar el recurso conforme sus caracter铆sticas de base y adquiridas, quiz谩 estemos en condiciones de pensar en t茅rminos de meritocracia con pron贸stico de ser extendida como parte natural de eso que llamamos, carrera en el Estado, de un Estado mejor, cada vez m谩s inclusivo, capaz y resolutivo.

*Por Roberto Reale, subsecretario para la Modernizaci贸n del Estado

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.